La información es este sitio de internet aplica únicament a los Estados Unidos de Norteamérica

La ciencia detrás de Immunocal

VOLVER

Suplemento de glutatión: Manipulación de los mecanismos de defensa natural en la salud y la enfermedad

Article 8El cuerpo humano es uno de los milagros más finos de la naturaleza y los investigadores continúan aún develando muchos de sus secretos. Algunos descubrimientos recientes han arrojado luz sobre el papel que desempeña el glutatión en el mantenimiento de la salud.

La mayor parte de las personas nunca han oído hablar del glutatión; sin embargo, dado el curso acelerado de las publicaciones de las investigaciones sobre el tema y el gran impacto que va a tener en el cuidado futuro de la salud, el término glutatión muy pronto se va a integrar a nuestro vocabulario cotidiano, de la misma manera en que utilizamos palabras como “antioxidante” o “colesterol”.

El glutatión es la “ayuda” intrínseca del cuerpo: Antioxidante, refuerzo Inmunológico y Desintoxicante. Esta pequeña proteína, producida naturalmente en el cuerpo, mantiene estas tres funciones protectoras cruciales. De hecho, su vida depende de ella ya que sin el glutatión sus células se desintegrarían por la oxidación descontrolada.

INVESTIGACIONES SOBRE EL GLUTATIÓN

En los últimos veinte años, el volumen de investigaciones sobre el GSH ha aumentado inmensamente. Una gran variedad de documentos teóricos, experimentos de laboratorio, estudios epidemiológicos, proyectos animales y, lo más importante, estudios clínicos en humanos, han asociado al glutatión con una extraordinaria variedad de desafíos para la salud. La lista es larga y sería difícil de creer si no fuera por la seriedad y credibilidad de las investigaciones.

GLUTATIÓN: EL “ANTIOXIDANTE MAESTRO”

Loa avances en el estudio de los antioxidantes han aumentado a tal grado que se ha desarrollado toda una nueva rama de la medicina llamada “Biología de los radicales libres” que se enfoca en el balance entre los oxidantes y los antioxidantes. Estos científicos han escrito sobre cientos de diferentes procesos de enfermedades en las que los antioxidantes juegan un papel de vital importancia. Los estantes de las tiendas de alimentos naturales y de las farmacias están repletos de una gran variedad de antioxidantes que se ofrecen en el mercado. Sin embargo, a pesar de que estos antioxidantes, incluyendo las vitaminas C y E son lo que llaman “naturales”, no son naturales para su cuerpo. Si usted no consume estas vitaminas, éstas no se van a encontrar en sus células naturalmente. Debido a la importancia de los antioxidantes en cientos de diferentes procesos de enfermedades, uno se hace la pregunta: “¿Cuál es el antioxidante que produce el cuerpo para defenderse de estas enfermedades?” El glutatión es el antioxidante más abundante que se produce en el cuerpo. De hecho, le presencia de esta pequeña proteína omnipresente es crucial para el funcionamiento de cualquier otro antioxidante que conozcamos.

GLUTATIÓN: “COMBUSTIBLE PARA EL SISTEMA INMUNITARIO”

Su sistema inmunitario se encuentra constantemente acechado por antígenos externos (agentes que dañan las células y provocan intoxicaciones y enfermedades). Estos antígenos incluyen los virus, las bacterias, los parásitos y los hongos. Para neutralizar la acción de estos antígenos, el cuerpo necesita un suministro constante de glutatión. Si no cuenta con suficiente, algunos de los invasores lograrán atravesar e infectar el cuerpo. No podemos vencer la enfermedad y el envejecimiento al mismo tiempo (aunque algunos científicos sigan buscando realizar sus sueños sobre la longevidad) pero manteniendo altos nuestros niveles intracelulares de glutatión vamos a mantener nuestro sistema inmunitario alerta y completamente armado. El Dr. Gustavo Bounous, un experto en glutatión, está de acuerdo en que el glutatión es el combustible para el sistema inmunitario. “El factor limitante para la actividad adecuada y la multiplicación de los linfocitos (glóbulos blancos) es la disponibilidad de glutatión”. La investigación del Dr. Bounous en la Universidad McGill ha culminado con el desarrollo de un suplemento nutricional llamado “Immunocal” una fuente natural de glutatión, precursor de cisteína para el mantenimiento de un sistema inmunitario fuerte.

GLUTATIÓN: “SISTEMA DE DEPÓSITO DE DESECHOS TÓXICOS”

El sistema de enzimas GSH se encarga de eliminar cientos de toxinas. No es de sorprender que las mayores concentraciones de GSH se encuentren en el hígado, principal órgano desintoxicante del cuerpo. Diariamente inhalamos e ingerimos toxinas naturales y sintéticas y no hay forma de que podamos evitarlas, especialmente en estos tiempos de tecnología, ciudades contaminadas y congestionadas y con nuestros abastecimientos de alimentos bio-modificados. Algunos estudios experimentales han demostrado que los niveles bajos de glutatión llevan a una función deficiente de los riñones y el hígado que dan como resultado altas cantidades innecesarias de toxinas que circulan a través de nuestro cuerpo. A su paso, dañan constantemente células individuales y órganos.

REDUCCIÓN DEL GLUTATIÓN

Nuestro cuerpo se encuentra diariamente expuesto a factores que disminuyen nuestros niveles de glutatión: El estrés, la contaminación, la radiación, las infecciones, las dietas no balanceadas, el envejecimiento, las lesiones y la fatiga. “La preocupación por mantener nuestros niveles de glutatión pronto se va a encontrar a la par con otros temas para el mantenimiento de la salud. Dentro de poco, las personas estarán aumentando sus niveles de glutatión de la misma forma que toman sus suplementos vitamínicos todas las mañanas”, afirma el Dr. Bounous.

AUMENTANDO EL GLUTATIÓN

Es de vital importancia aclarar un aspecto particular en el asunto del glutatión. Cuando las personas se enteran del GSH, lo primero que se les ocurre es ir a la farmacia, comprarlo y empezar a “tomarlo”. Aunque se pueda encontrar como un suplemento, consumir el glutatión en sí tiene efectos casi nulos en su salud ya que es rápidamente desintegrado por el aparato digestivo y eliminado enseguida. El GSH debe ser producido dentro de sus células, que es justamente en donde se encuentra, en cada célula de su cuerpo. La única forma de conseguirlo de manera efectiva es proporcionando a su cuerpo los bloques constructores (precursores) que necesita para producir el glutatión por él mismo.

Algunos productos tales como el NAC (acetil-cisteína N) se han desarrollado para suministrar estos precursores, sin embargo, existen formas naturales de aumentar los niveles de glutatión. Las vitaminas C y E y el selenio apoyan indirectamente la función del glutatión. El cardo lechero (silimarin), el ácido alfa-lipoico y la cisteína L podrían tener efectos moderados. Immunocal es una fuente natural de la cisteína precursora del glutatión para el mantenimiento de un sistema inmunológico sólido.

VOLVER